fbpx

El consumidor Post-Coronavirus

Vivo con mi madre y mi hermana y este artículo nace por el ejercicio de analizar a detalle el desarrollo de nuestro último día. Este es el preliminar de nuestro nuevo mundo, iremos desarrollando los por qué. Recomiendo hacer lo mismo en casa y darnos cuenta, mirándonos al ombligo, nuestros nuevos hábitos de consumo.

Les cuento: por la mañana hicieron un pastel de un curso de cocina on-line que compraron con 70% de descuento. Al mediodía compraron algunos productos como mascarillas, alcohol en gel y jabones a una cadena de farmacias a través de su e-commerce, porque para qué salir, hay que evitarlo. En la tarde, encontré a mi hermana viendo precios de Tablets con lápiz para dibujar en sus ratos libres y me pidió algún consejo sobre qué Tablet comprar. Por la noche, hicieron ejercicios por video llamada con un grupo de personas, ya que el entrenador del gimnasio al que iban, les ofreció continuar con las clases grupales a través de este medio.

Por mi parte, pese a tratar de ser lo más austero posible, al terminar el día de trabajo no pude contenerme y compré un e-book (libro digital) con 50% de uno de mis autores favoritos. Algo similar, me ocurrió la semana pasada, ya que al estar aburrido de las películas de Netflix, compré una promoción de HBO GO para ver cosas nuevas y distintas.

Nada volverá a ser como antes. No sabemos cuándo podría terminar esta pandemia y podemos ver claramente la marca que está dejando en la sociedad este nuevo estilo de vida de aislamiento y prevención, cambiando radicalmente nuestros hábitos de consumo. Ojo, un aspecto que deben prever todas las marcas y empresas ante la pronta reactivación de la economía.

En el Perú, según un estudio realizado por Ipsos, este nuevo perfil de consumidor priorizará el ahorro, la higiene, la compra de productos frescos y saludables y estará más digitalizado. Según la consultora, el 85% de personas lavarán sus manos con mayor frecuencia, mientras que un 64% usarán productos antibacteriales. El confinamiento deja también a un consumidor más ahorrativo y responsable por su alimentación. La firma asegura que un 62% incrementará sus ahorros y el 51% mantendrán sus despensas con alimentos almacenados. Por su parte, un 50% estará más atento a su registro de vacunas, mientras que un 48% usarán mascarillas y evitarán salir a las calles.

Además, el 48% de estos nuevos consumidores, exigirán mayores medidas de higiene y prevención en todos los espacios físicos, impulsado las ventas de producto de limpieza de higiene personal y del hogar. A su vez, el mercado deberá adecuarse a las transacciones sin contacto. Todos evitamos ya tocar monedas y billetes.

Finalmente, el 39% de los consumidores evitará el uso del transporte público, el 32% utilizará mayor frecuencia los servicios online y un 25% trabajará más desde casa. Este nuevo perfil se sostiene sobre cuatro importantes pilares: el ahorro, la prevención, el aislamiento  y el distanciamiento social.

Ante ello, las ventas de las marcas o empresas deberán priorizar en dar un mayor y mejor uso a los compradores online para lograr el mejor precio en los servicios de primera necesidad y un aumento de las compras online en los sectores de alimentación y ocio. Mercados los cuales están en la mira por el trabajo remoto y el ‘’aburrimiento’’ en la cual muchas personas dicen estar.

En cuanto a la alimentación, la vida saludable será una prioridad ya que el aumento de consumo de alimentos frescos crece día a día y los consumidores mostrarán más interés por aquellos productos que le permitan fortalecer el sistema inmune. ¿Será un buen negocio, poner una tienda de frutas y verduras? ¿O una tienda de alimentos o suplementos nutricionales? ¿O sacar una marca de productos naturales? En estos días y al menos este año, sí lo es.

Pero, ¿cómo venderle a este nuevo consumidor? Todo esto en primer lugar, me resume a una idea: el consumidor de hoy es más ahorrativo, más preocupado, más saludable, tiene más tiempo libre y es más digital.

Entonces esto trasluce una grandiosa oportunidad para que las empresas se transformen y aprovechen en suministrar las necesidades de este nuevo perfil de consumidor. No debemos tener miedo a mutar con todos los recursos que podamos tener en nuestras empresas o adaptar nuestros servicios y/o productos a la nueva demanda del mercado.

Hay tendencias que vemos despertar este año muy importantes a las cuales apuntar como por ejemplo: empresas de seguridad y bienestar. Nuevas tecnologías para comunicarnos, trabajar, divertirnos, comprar, estudiar. Será sin duda la consolidación del e-commerce y delivery. La salud, la belleza y la ropa ante el cambio de estaciones, es otro nicho de mercado muy interesante. Todo esto sin olvidar que el nuevo consumidor se irá educando con el paso de los días. Será más exigente en términos de productos y servicios libres de riesgo, así como con una mejor consciencia social, todo esto a causa, miedo y esperanza de no tener en el futuro un mundo nuevamente con coronavirus.

Finalmente y la gran pregunta es, ¿cómo empezar? Lo que Ojo Camaleón recomienda siempre son dos cosas: definir el nicho de mercado al que apuntarás en base a contactos, recursos o ideas que puedas tener y segundo tu objetivo de comunicación, que equivale a el cómo atraerás a este nicho y nuevo público para empezar a tener ganancias.

Y consejo final para las empresas que nunca digitalizaron sus negocios y que hoy piensan hacerlo, es momento de llevar el prestigio de la marca en medios tradicionales o las plataformas digitales. Si desean más información o una asesoría de Marketing completamente gratuita, no dudes en dar click al botón de whatsapp para agendar ya mismo una reunión y para información más puntual de alguno de nuestros servicios por favor, llenen nuestro formulario y le haremos llegar toda la información necesaria.

Ojo Camaleón © 2022. All Rights Reserved.